Bombillas de bajo consumo

En la actualidad existen distintos tipos de bombillas de bajo consumo en el mercado y mi intención es explicar brevemente cada tipología, incluyendo una comparativa donde poder observar la utilidad de cada una, de manera que sirva al usuario para conocer en mayor medida la bombilla que adquiere o emplea para iluminar su vivienda.

Bombillas Halógenas

bombilla_halogena_energible

Las lámparas halógenas han sido populares desde hace muchos años, especialmente para focos y apliques. Desde la eliminación de las bombillas incandescentes, las halógenas se ofrecen en muchos tipos de diseño retro que permiten la sustitución directa de las bombillas clásicas con bombillas de la misma calidad de luz. Pero las bombillas halógenas tienen bajo rendimiento energético y un tiempo de vida corto. Paulatinamente la legislación de la UE ha ido imponiendo la eliminación de las bombillas halógenas del mercado.

Tecnológicamente están basadas en un filamento caliente que emite luz en una bombilla que contiene un gas halogenado.

 

 

Bombillas y tubos fluorescentes

En el período 2009 – 2012 la UE eliminó la venta de bombillas incandescentes debido a su alto consumo de energía. Las bombillas de bajo consumo (CFL) son una opción de reemplazo, pero ha habido un gran debate en cuanto a su calidad y el impacto sobre la salud humana y el medio ambiente. Muchas de las primeras generaciones de CFL tenían muy baja calidad, pero hoy en día la mayoría de CFL y tubos fluorescentes (LFL) proporcionan buena calidad de iluminación con un impacto insignificante en la salud y el medio ambiente.

Los CFL (bombillas fluorbombilla_fluorescente_energibleescentes compactas) y LFL (tubos fluorescentes lineales) son bombillas y tubos de vidrio llenos de gas, incluyendo una pequeña cantidad de mercurio. Cuando se aplica un voltaje al gas de mercurio, se emite una luz UV que se transforma en luz blanca por un revestimiento fluorescente existente en la bombilla o tubo. El color específico de la luz depende del recubrimiento y el relleno de gas. Las bombillas y tubos fluorescentes incluyen un balasto electrónico al inicio de la bombilla/tubo y que limita la corriente en la lámpara.

Las bombillas fluorescentes se doblan para lograr un diseño compacto. Existen cuatro diseños: tipo varilla, tipo espiral, tipo vela y tipo bombilla (los dos últimos se parecen a una incandescente) con dos cubiertas de vidrio, y por lo tanto un poco menos eficiente y con una vida útil más corta.

 Durante mucho tiempo, los tubos fluorescentes se han utilizado en los edificios de oficinas normalmente con tubos con alto flujo luminoso. En los hogares, son una buena alternativa para aplicaciones de iluminación donde se necesita luz brillante, por ejemplo en las cocinas o cuartos de baño. Los tubos de alta eficiencia modernos típicos son los llamados tubos T5, que también están disponibles con elevados índices de reproducción del color. Hoy en día sólo deberían comprarse tubos con balastos electrónicos ya que proporcionan una mayor eficiencia energética y de alta calidad de luz.

Bombillas LED

LED significa «diodo emisor de luz». A diferencia de las bombillas incandescentes clásicas los LEDs no emiten luz de un filamento caliente, sino por transferencia de electrones en un diodo respecto a un material semiconductor donde la radiación UV se transforma en luz blanca con un revestimiento fluorescente. Las bombillas LED son las de mayor eficiencia energética. Varios diseños de LEDs están disponibles en el mercado para casi cualquier tipo de uso de iluminación en los hogares.

bombilla_led_energible

 Tipos de bombillas LED disponibles para iluminación doméstica

1) Bombillas LED.

Las bombillas LED reemplazan a las genéricas y bombillas halógenas. En la actualidad, las bombillas CFL son una alternativa más barata pero las LED se recomiendan para ser usadas en determinadas situaciones.

2) Focos LED

En general, muy recomendable como reemplazo de focos, ya que tienen una mucho mayor eficiencia energética y vida útil con una calidad de luz comparable.

3) Tubos LED

No se recomienda como reemplazo para los tubos fluorescentes porque:

  •  Los tubos LED proporcionan una distribución asimétrica de la luz no adecuada para lámparas estándar diseñadas para tubos fluorescentes que proporcionan luz simétrica no direccional.
  • Los tubos LED no proporcionan una mayor eficiencia energética.
  • El uso de tubos LED en lámparas existentes mediante adaptadores puede provocar problemas relacionados con la garantía.

4) Lámparas diseñadas con LEDs integradas

Los nuevos diseños de lámparas con bombillas LED integradas ya son bastante comunes en el sector profesional y también se pueden encontrar en el sector doméstico, pero los productos se deben analizar con cuidado ya que se ofrecen muy distintas calidades.

Resumen

Las bombillas halógenas, las de bajo consumo (CFLs) y tubos fluorescentes, así como los LEDs ofrecen diferentes ventajas, y por supuesto muestran también incovenientes dependiendo de su uso práctico, en la siguiente tabla podemos ver un resumen:

Resumen_Bombillas_EnergibleTeniendo en cuenta otros criterios, incluido el económico, tendríamos las siguientes características por tecnologías:

Comparativo_Bombillas_Energible(Fuente: http://www.premiumlight.eu/)

Como se puede ver el coste total para tecnología LED es el de menor valor por lo que son las más recomendables para su utilización, de manera que se irá incrementando su uso en los próximos años, otra cuestión es cual es la mejor bombilla dependiendo que queramos iluminar, este aspecto lo podremos desarrollar en posteriores publicaciones.

Espero os resulte de interés lo publicado y os mando un saludo Energible.